jueves, 29 de noviembre de 2018

Puerto de Honduras, el orgasmo de dos valles.





En el norte de Extremadura se encuentran las comarcas del Valle del Jerte y Valle del Ambroz







Por si solas son un autentico paraíso para los amantes de la naturaleza.





Los dos valles han sido modificados por el hombre durante siglos, sin embargo la mezcla entre lo natural y lo humano ha conseguido que mantengan una identidad propia.





Senderistas, ciclistas, naturalistas, ornitólogos, micólogos, botánicos, fotógrafos y aventureros, acuden a ellos durante todo el año.





La zona ofrece una lista de posibilidades enormes para el disfrute de los sentidos en cualquier época del año.





Pero si hay una estación del año en la que los valles revientan de belleza, esa es el otoño.






Y si hay un lugar por excelencia en el que los dos valles se unen para crear una orgía de color, ese es el Puerto de Honduras.







Un solo día de otoño y un solo trayecto a través de la estrecha, sinuosa e intima carretera del puerto de Honduras será suficiente para embriagaros de color.






En mi opinión, tanto si no dispones mucho tiempo, como si tus condiciones físicas no te permiten adentrarte a pie en los bosques,  creo que esta ruta es la mejor opción en Extremadura para ver el otoño en su máximo esplendor.






Fotos realizadas en un solo día, a lo largo de la carretera del puerto de Honduras.





No hay comentarios:

Publicar un comentario